Blogia
A veces, las personas no son lo que parecen

Verdades (edición cierre de verano)

Sigue mi frenético ritmo de actualizaciones. Es estresante. Poco que vengo por aquí, y lo hago justo cuando empieza mi bendita rutina. Porque yo, gracias a Dios (agnóstico dixit), ya he empezado el curso, mi aventura psicóloga, con expectativas de mejorar lo pasado (que no parece muy complicado, la verdad). Con esto, doy por chapado un verano malo, en que las clases de estadística ha sido de lo menos desechable que ha habido. Valga esto como ejemplo del lamentable nivel de mis vacaciones. Hoy puedo cuestionarme, y me cuestiono, esa frase que dice "Cualquier tiempo pasado fue mejor"... ¿Fruto quizá de un pingüino con cirrosis?

De las pocas cosas útiles de estos meses, a parte de la constatación de mi nula capacidad para ilustrar mis comentarios con fotografías ocurrentes, ha sido la caída de algunos de mis dogmas... El primero, que la capa de escarcha que aparece en las tarrinas de helado cuando las pones en el congelador, no tiene por que ser necesariamente buena (aquí podriamos entrar en discusiones sobre si además es comestible o no). El segundo, que el techno (y por extensión, las salas donde lo pinchan) colocan más que la mayoría de bebidas alcohólicas. El tercero, que Perdidos es jodidamente buena. El cuarto, que un verano que empieza bien, es muy probable que acabe mal. El quinto, que el frío es mucho más soportable, y en general, mola más. Y el sexto, el único un poco serio, es que la amistad entre hombres y mujeres... no existe. Y me duele admitirlo, ya que siempre había sido un defensor de tan noble causa (inocente de mi...), y esto supone una dolorosa derrota ante mis contertulianos. Pero el mundo es como es, y cuando yo llegué ya funcionaba así. ¡Aunque cuidado, tampoco digo que no puedas relacionarte con el género opuesto! Sólo digo que "amistad", en el sentido estricto de la palabra, no liga con ambos. Aunque está por ver si esto también se puede aplicar en homosexuales...

Es probable que si esto lo leyera alguién, mañana mismo me diera los buenos días a pedradas... o aún peor, ¡me petaría internet! Pero si buscais en vosotros, si reflexionais sobre el tema, dejando prejuicios liberales al lado, veréis que en el fondo todos pensamos igual o parecido. ¿Reconocerlo nos convierte en peores personas? Yo pienso que nos hace más humanos, y todos sabemos lo asquerosos que podemos llegar a ser.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Dayana -

JAJAJAJAJAJAJA!!!Perdona, m'he oblidat la meitat de la frase. Volvamos: "L'AMISTAT ENTRE HOMES I DONES HETEROSEXUALS NOOOOOO EXISTEIX". Ara si!!

Dayana! -

Amaro!! Em pensava que no ho arribaries a admetre mai!Per fi!!! ha costat almenys 2 anyets la cosa,eh?Bé, com tu dius,entre homos, la cosa deu anar diferent,jeje, i es aki on es trenca la estadistica, aixi que potser caldria reformular l'afirmacio: "l'amistat entre homes i dones HETEROSEXUALS ahi lo dejo.1petonas!T'estimo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres