Blogia
A veces, las personas no son lo que parecen

Al despertar de los Oscar

Pues ya está. Hemos sobrevivido a otra tediosa gala de entrega de los premios de la Academia del cine estadounidense. Galardones totalmente sobrevalorados y injustos calificadores de la calidad de una película, porque la grandeza del cine se mide sobretodo por las sensaciones que en uno despierta. Pero sin que sirva de precedente, en mi humilde opinión creo que al menos este año se ha hecho justicia y ha ganado la película que más se lo merecía dentro de las nominadas: Million Dollar Baby. Con este film, Clint Eastwood nos ha vuelto a demostrar que vive una espléndida madurez, y que lejos de pesarle, los años le dan una lucidez y vitalidad dignas de elogio. Mi más sincera enhorabuena para él y todo su equipo, así como mis condolencias a Martin Scorsese, que sigue arrastrando su gafe con los Oscars. Tendrá que esperar a otra ocasión, aunque me huelo que se acerca peligrosamente al Oscar honorífico más que a otra cosa. Ah, por cierto, Mar Adentro ha hecho buenos los pronósticos y se ha llevado el premio a la mejor película de habla no inglesa, si es que alguien aún no se había enterado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres