Blogia
A veces, las personas no son lo que parecen

Quique, birras y Rock & Roll

Gran noche la del viernes. Concierto de Quique en la Bikini, acompañado por los "Taxidrivers". De nuevo, gran espectáculo el ofrecido por el de Lavapiés (como viene siendo habitual) con magníficos momentos con la banda y minutos de complicidad y intimismo des de el piano o la guitarra en solitario. El repertorio, además de temas del nuevo disco, incluyó sus éxitos de siempre, que la gente pedía entre canción y canción. Sólo se echó de menos su dueto con Rebeca Jiménez, que sin embargo, acompañó a su amado Quique des del fondo de la sala. Por suerte, el que sí estuvo en el escenario con él, fue otro grande, Eduardo Ortega, responsable de algunos de los momentos más jodidamente bonitos del recital. Todo para conseguir un excelente cóctel: Rock del bueno en estado puro.

Al salir, la noche seguía pidiendo guerra, y como nos sentíamos benevolentes (¿y quién no un viernes por la noche?) se la concedimos. El refugio de los bares nos sirvió el escenario ideal, con cervezas como arma reglamentaria. La escaramuza fué larga, pero mentiría si dijese dura. Naturalmente, no ganamos el combate, pero la sensación que nos quedó es que tampoco hubo derrotados ni víctimas colaterales. Dulce final. No podía ser de otra forma. La ocasión se lo merecía.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres